IXCAPUZALCO, Gro., 1 de mayo de 2015.- Damián Albarrán, comisario de la comunidad Azulaquez, Guerrero, informó sobre el hallazgo de tres cadáveres en la batea de una camioneta, en el camino a Rancho Nuevo, presuntamente víctimas de secuestro.

De acuerdo con el testimonio, el vehículo abandonado responde a las características de una camioneta Chevrolet azul con placas GX-59-299 de Guerrero.

El supuesto secuestro sería perpetrado por dos hombres encapuchados y armados en la comunidad de Santa Lucía de este municipio.

El altercado implicó un enfrentamiento en el que resultaron heridos por arma de fuego el comisario de Rancho Nuevo y Francisca Avilez Rogel, de 38 años, y con golpes en la cabeza Cornelio Aviles, de 80 años de edad, todos originarios de la misma comunidad; fueron trasladados a la clínica de Ixcapuzalco.