ACAPULCO, Gro., 4 de mayo de 2014.- Los restos de un electricista fueron encontrados enterrados en el patio de una casa abandonada por carretera a Barra Vieja, frente al restaurante “el Pulpito” del poblado de San Andrés Playa Encantada. Una mujer lo identificó como su hijo y narró que se encontraba desaparecido desde el primero de marzo.

De acuerdo con reportes de seguridad pública, fue después de las 13 horas que fueron alertados de un cuerpo enterrado en la zona antes mencionada. Al lugar arribaron peritos de la Procuraduría General de Justicia de Guerrero (PGJE) y de diversas corporaciones de seguridad para inspeccionar la zona.

Luego de la búsqueda, a unos 100 metros de la Laguna de Barra Vieja, se confirmó que en la casa abandonada se encontraba una persona sin vida. De entre la tierra se logró observar los restos en avanzado estado de descomposición.

Al lugar arribó una mujer, de nombre Alicia Ortiz Pacheco, quien identificó por las ropas, una playera blanca y short verde, a su hijo, Jesús Antonio Salinas Ortiz de 24 años de edad y de ocupación electricista.

Describió a la autoridad que el occiso, estaba desaparecido desde el primero de marzo del año en curso.

Los restos fueron levantados por personal del Semefo y llevados a sus instalaciones para realizar las diligencias correspondientes. Debido al estado de descomposición, no se pudo conocer las causas de muerte.