COCULA, Gro., 27 de noviembre de 2014.- El director de la escuela secundaria Justo Sierra, ubicada en la cabecera municipal de Cocula, Ricardo Lagunas Alejo, negó que en julio hayan privado de la libertad a 31 estudiantes de esa institución.

Según lo publicado en un reporte especial de El Sur, mencionó que la escuela secundaria tiene una matrícula de 143 estudiantes y afirmó que en julio todos los estudiantes asistieron a su graduación, sin que se registrara un incidente después.

Un profesor y una alumna de la misma institución consultados por separado negaron la desaparición masiva de estudiantes “nos hubiéramos dado cuenta y no, no pasó nada de eso”.

Fuentes consultadas por El Sur, informaron que entre noviembre y julio de 2012 y 2013, 31 personas, entre jóvenes, mujeres y adultos, fueron secuestrados en distintos hechos por la delincuencia organizada en Cocula, y cinco de sus comunidades, hechos de los que tienen registro la Procuraduría General de la República (PGR) y a la Fiscalía General del Estado (FGE, antes Procuraduría General de Justicia).

Este jueves la televisora francesa France 24, dio a conocer una entrevista en la que la madre de una adolescente de Cocula, a quien se identifica como Rosa, reveló que en julio su hijo y otros 30 estudiantes fueron secuestrados por personas armadas vestidas de azul marino que viajaban en camionetas “tipo policía”, cuando salían del último día de escuela, y que los responsables amenazaron a los testigos y familiares para que no denunciaran el hecho.

El 11 de noviembre, en declaraciones hechas en una de las reuniones de familiares de víctimas de desaparición en la parroquia de San Gerardo, la señora Rosa Segura Giral, una mujer de 49 años vecina del municipio de Cocula, informó que el primero de julio de 2013 a las 6:40 de la mañana cuando su hija de 19 años Berenice Navarro Segura y su novio, Fernando Villalobos, iban en una motocicleta en una céntrica calle, pero pistoleros los detuvieron y se los llevaron y no se sabe de ellos.

Recordó que ese día otras personas también fueron levantadas en este poblado por el mismo comando.

Rosa Segura describió que esa mañana su hija iba a una estética a peinarse porque horas después era su clausura de graduación en el colegio de Bachilleres en Iguala, pero ya no llegó.

Fuentes consultadas por El Sur en la cabecera municipal de Cocula informaron que el 11 de noviembre de 2012 sicarios de La Familia Michoacana secuestraron a 14 personas cerca de las 6:00 de la tarde en la comunidad de Apipilulco, municipio de Cocula.

El familiar de uno de los secuestrados en esa ocasión, de quien se omite su nombre por seguridad, afirmó que las 14 víctimas pagaron rescates de entre 500 y dos millones de pesos para ser liberadas.

Informó que este hecho fue denunciado ante las autoridades estatales y federales y recordó que se reunieron con el entonces gobernador Ángel Aguirre Rivero, a quien le solicitaron el apoyo pero éste minimizó el hecho y dijo que oficialmente el gobierno sólo confirmó que tres personas habían sido secuestradas.

Otra fuente indica que en junio de 2013, un comando que había atacado a balazos una vivienda en Atlixtac, municipio de Cocula, intentó secuestrar al joven Luis Albarrán de 22 años, empleado del rastro, pero corrió y se refugió con policías municipales en el Ayuntamiento, el cual estaba cerrado ya que el ataque se registró cerca de las 6:00 de la mañana, un mes después este joven fue sacado de su domicilio.

Según la fuente, por la protección que dio un Policía Municipal el cual resultó herido de un balazo en un glúteo en el ataque, los sicarios rafaguearon el Palacio Municipal.

En la fachada del edificio aún se observan al menos siete impactos de bala de grueso calibre en ventanas y paredes.

Un mes después, en julio de 2013, un grupo de la delincuencia organizada levantó a 17 personas de la cabecera municipal y las comunidades de Apipilulco, Atlixtac, Puente Río San Juan, el barrio de San Bartolo y la colonia Vicente Guerrero, de los cuales hasta ayer no se conocía el paradero de ninguno.

La fuente consultada indica que en esta desaparición masiva, fueron sacados de su domicilio los hermanos Luis y José Daniel Albarrán, de 22 y 16 años, el primero que un mes antes habían intentado levantarlo y el segundo, un alumno de la escuela secundaria Justo Sierra de Cocula que fue desaparecido un día después de su clausura.

En este mismo hecho, fueron levantados un comerciante de abarrotes de nombre Isidro Bueno, así como la estudiante Berenice Navarro Segura y su novio Fernando Villalobos.

Tras la publicación de esta información por la agencia francesa, en la cabecera municipal de Cocula se observó una operación de la Gendarmería Nacional, quienes en un convoy de al menos siete unidades patrullaban el poblado, en tanto que el Palacio Municipal sigue resguardado por la Policía Federal.

Lee más aquí: http://suracapulco.mx/archivos/233013