CHILPANCINGO, Gro., 30 de marzo de 2016.- El director del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Guerrero, Francisco Solís Solís aceptó que la cifra de atención a menores es alta con aproximadamente 700 niños que llegan al mes con problemas de violencia familiar, abandono u omisión de cuidados, abuso sexual y trata de menores.

En entrevista después de haber asistido a un evento en Casa Guerrero, Solís Solís informó que se ha pedido la guardia y custodia de las menores que besó el canadiense Walter Suk en Acapulco, y será un juez quien determine finalmente si se otorga al DIF Guerrero o no.

Cuestionado sobre si se estaba actuando para contrarrestar estos problemas y bajar el índice de niños que piden ayuda a ese sistema, el director dijo que están capacitando a los DIF municipales y que habrá un procurador regional para que haga tareas de capacitación y atención a los municipios, lo que permitirá tener una mayor comunicación y entendimiento.

“También se estará emitiendo un comunicado pero será después de saber todo lo relacionado con la situación jurídica del canadiense y se estará dando a conocer a través de los medios para informar todo lo que está haciendo el DIF, ya saben que hay ayuda psicológica a la madre y a las menores, además de que se le proporcionó también ayuda jurídica”, detalló.

Asimismo dijo que en este caso lo único que pudieron hacer es proporcionar ayuda a las niñas y aseguró que sus derechos estaban salvaguardados en estos momentos, lo demás dijo, será la autoridad la que se encargue de determinar qué procede.