CHILPANCINGO, Gro., 10 de marzo de 2015.- El presidente del Consejo Local del Instituto Nacional Electoral (INE), David Alejandro Delgado Arroyo descartó el financiamiento de la delincuencia organizada en las campañas políticas; aseguró que el proceso electoral está “blindado” gracias a los mecanismos de fiscalización.

El lunes, el gobernador Rogelio Ortega Martínez declaró a un medio nacional que al menos 20 municipios de Guerrero están coludidos con el crimen organizado, por lo que son focos rojos para los comicios del 7 de junio, porque los partidos políticos podrían postular candidatos vinculados al narcotráfico.

Al respecto, Delgado Arroyo aseguró que el INE no tiene información que confirme lo dicho por el gobernador, ya que no existen denuncias de que el crimen organizado esté presionando a los partidos políticos para imponer a los candidatos, o a la población para orientar el sentido del voto.

Dijo que el Instituto Nacional Electoral implementó una serie de estrategias eficientes de fiscalización, que impedirán la aplicación de recursos de procedencia ilícita en las campañas electorales, con lo que descarta el involucramiento del crimen organizado con los partidos políticos y candidatos a diferentes puestos de representación popular.

Indicó que el INE dispuso de ocho auditores en Guerrero, que se encargarán de asistir a los actos políticos y las casas de campaña de los candidatos. Además el Instituto también tendrá acceso a las cuentas bancarias de los partidos políticos y empresas, por lo que tendrán la facilidad de detectar si hay un uso indebido de recursos.

Delgado Arroyo explicó que la bancarización de las operaciones de campaña y el trabajo de los auditores son “un verdadero blindaje”, para evitar la filtración del crimen organizado.