ACAPULCO, Gro., 19 de marzo de 2015.- Cuatro de los 60 cuerpos que fueron encontrados el pasado 5 de febrero en un crematorio de la colonia Llano Largo, en Acapulco, fueron identificados a través de pruebas de ADN.

 

En una reunión entre familiares y personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) se informó que faltan por identificar 56 cuerpos. Asimismo, autoridades pidieron a los afectados llevar las presuntas cenizas que les fueron entregadas para someterlas a pruebas y establecer de qué material se trata.

El fiscal regional de Acapulco, Raúl Gómez Sosa dijo que a petición de los familiares no darán a conocer los nombres de las personas que fueron identificadas gracias a las muestras de ADN y las denuncias que entregaron ante la dependencia estatal.

Explicó que el dueño del crematorio Guillermo Estua Zardain continúa prófugo de la justicia y continúan con las investigaciones por el delito de fraude.

 

El pasado 9 de febrero, 47 personas que requirieron servicios funerarios de esa empresa en los últimos 18 meses, se realizaron pruebas de ADN con el fin de verificar si entre los 60 cadáveres abandonados está el de algún familiar.

 

El pasado 11 de febrero, el fiscal de Guerrero, Miguel Ángel Godínez, precisó que se trataba de 34 hombres y 26 mujeres, de entre 35 y 70 años.

 

(Con información de Uriel Sánchez y Laura Sánchez Granados)