ACAPULCO, Gro., 27 de febrero de 2014.- Al denunciar la irrupción de efectivos de las fuerzas de seguridad de los tres órdenes de gobierno, integrantes del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Parota (CECOP), ampliaron sus retenes en el poblado de La Concepción y decretaron un toque de queda para no permitir el ingreso del Ejército, Marina o cualquiera de las corporaciones policiacas.
Durante una reunión de emergencia convocada en La Concepción a las 10 de la mañana de este jueves, donde participaron más de 300 comuneros, el líder del CECOP, Marco Antonio Suástegui Muñoz dio a conocer que militares, ministeriales y policías estatales, así como municipales irrumpieron en la madrugada en varias viviendas con la finalidad de detenerlo y rodearon la vivienda de la familia Del Carmen.
Indicó que de acuerdo con lo que le fue reportado por los pobladores, unos 80 efectivos del Ejército mexicano, de la Policía Ministerial, estatal y preventiva municipal que viajaban a bordo de ocho camionetas, ingresaron a algunas casas buscándolo, sin embargo no lograron ubicarlo y luego de varios minutos se retiraron.
Suástegui Muñoz, quien tiene en su contra varias denuncias penales, acusó que los elementos de seguridad amagaron con sus armas a los campesinos y los encañonaron. También denunció robo de joyas y dinero en las casas que catearon.
Ante la acción de las autoridades que aparentemente buscaban detenerlo, adelantó que ya no permitirán la entrada a ningún vehículo de las corporaciones de seguridad luego de las 22:00 horas en el poblado de la Concepción donde instalaron un segundo plantón de vigilancia en la entrada.
Responsabiliza al gobernador Angel Aguirre Rivero y al presidente municipal Luis Walton Aburto de lo que le suceda y mencionó que de continuar con las acciones de represión en su contra tomará pozos de Capama.
Cabe recordar que en el poblado de la Concepción los comuneros ya tenían montado un primer retén ante la irrupción de elementos de seguridad de tres niveles de gobierno.