CHILPANCINGO, Gro., a 10 de marzo de 2015.- Decenas de elementos de la Policía Estatal en coordinación con policías ministeriales interceptaron un convoy de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), el operativo era para detener a Eliseo Villar Castillo, coordinador de esta organización, quien se dio a la fuga frente a las decenas de policías sin que aparentemente éstos se percataran.
Al menos 30 policías comunitarios adheridos a la CRAC se encontraban en esta capital para participar en una marcha con la CETEG, y fueron interceptados sorpresivamente por cerca de 100 policías antimotines de la estatal y dos camionetas de la policía ministerial.
Los comunitarios se trasladaban sobre el bulevar Vicente Guerrero a la altura del museo de La Avispa y con dirección al sur de la ciudad, esto después de que se cancelara la acción de la CETEG, a la cual habían decidido asistir. Ahí los policías estatales les cerraron el paso a bordo de dos unidades de esta corporación, quienes de inmediato descendieron de sus unidades para rodear las camionetas de los comunitarios.
Cabe destacar que al menos una decena de policías del estado portaban armas largas que antes han usado para reprimir a los movimientos sociales a lo largo de esta entidad federativa.
Los comunitarios bajaron de sus unidades para resguardar la camioneta color vino en la que presuntamente se trasladaba el Coordinador.
Se presume que al ver las intenciones de los policías, los miembros de la CRAC formaron una valla para que Villar Castillo descendiera de la camioneta y lograra escapar con rumbo desconocido, mientras sus elementos forcejeaban con los policías.
Después de varios conatos de enfrentamientos y cruces de palabras entre uniformados y guardias comunitarios se les permitió revisar las camionetas, pero los estatales descubrieron que su objetivo ya había abandonado el lugar de los hechos.
Ante esta situación los policías tuvieron que dejar en libertad al resto de los comunitarios que argumentaron que no se iba a permitir la detención porque no presentaron alguna orden en contra de este personaje.
De manera simultánea los habitantes de la comunidad de Petaquillas salieron a la carretera en el tramo Chilpancingo – Petaquillas armados con palos, tubos y piedras, para resguardar al convoy de estas tres camionetas y que no fueran detenidas por más agentes en su paso por territorios comunitarios. Al paso por esta comunidad los comunitarios recibieron aplausos y agradecieron el apoyo a estos habitantes y al comisario Arquímedes Vargas.