NEZAHUALCÓYOTL, Edomex., 20 de octubre de 2014.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) multó con más de 234 millones de pesos a propietarios de gasolineras y gaseras por dar litros incompletos a los compradores.

Lorena Martínez Rodríguez, titular de la Profeco, señaló que por no despachar los litros completos, las gasolineras se hicieron acreedoras a una sanción de 102 millones de pesos, en tanto las gaseras fueron 132 millones de pesos, ambos sectores son los que tienen el mayor número de denuncias y multas impuestas.

Destacó que en estos momentos se les está haciendo un requerimiento a las 11 mil gasolineras para que “nos acrediten el funcionamiento y la aplicación de la norma en su software”.

Dijo que con esta verificación “que se les practique a sus instalaciones al menos unas dos mil gasolineras que no van a poder cumplir con los requerimientos, lo que nos va a llevar a aplicar sanciones de entrada en casi 20 por ciento de ellas”.

Martínez Rodríguez aseveró que la primera sanción que se les aplica a los concesionarios y que es la permitida por la ley es la suspensión comercial, es decir, se ponen los sellos y se impide el seguir comercializando el producto en el despacho de gasolina que está identificado como irregular.

“Posteriormente se abre un procedimiento por infracciones a la ley, se imponen las sanciones económicas, se corrige la válvula para que mida adecuadamente los litros de a litro y se levantan los sellos, lo cual quiere decir que el hecho de que se le ponga un sello, no significa que se le imponga una sanción, son los dos castigos”.

Destacó que la ley permite que “nosotros podamos dar vista a Petróleos Mexicanos y éste tendrá la facultad de retirar la concesión. Le hemos anunciado que ya han sido sancionadas al menos cuatro mil gasolineras y ellos deciden en términos de sus disposiciones cuál será el procedimiento a seguir”.

La funcionaria federal dijo que Pemex le ha informado a la Profeco que a raíz de la Reforma Energética y en las nuevas disposiciones de la ley secundaria, una de las sanciones que incluirá esta empresa va a ser la clausura definitiva.

Al referirse a las entidades donde se han aplicado el mayor número de sanciones, Martínez Rodríguez aseveró que mayoritariamente en el sur del país, es una zona muy irregular, seguramente por la dificultad de acceso para los propios verificadores, además de la zona norte del país, donde la distancia entre una gasolinera y otra está muy separada.

Del mismo modo en las zonas conurbadas, en las zonas donde están más concentrados los servicios es mucho más fácil poder llevar a cabo una verificación, más puntual y más seguido.

En el caso del Estado de México, la funcionaria refirió que es una de las entidades que tiene el mayor número de quejas, pero esto es en relación a que es un territorio con un gran número de establecimientos.