CHILPANCINGO, Gro., 5 de diciembre de 2013.- Con la finalidad de abatir los índices de marginación en el estado, cientos de familias de diez ciudades del estado, ya cosechan  y producen alimentos para su autoconsumo, lo cual les permite mejorar su economía a través del Programa Urbano Contra la Pobreza Alimentaria (PUPA), dio a conocer la secretaria de Desarrollo Social del estado, Beatriz Mojica Morga.

La funcionaria dijo  que con este proyecto se pretende que las familias que viven en zonas urbanas  produzcan alimentos para su autoconsumo en espacios reducidos, como azoteas, patios y otros lugares que les permitan mejorar sus ingresos.

Luego de realizar una gira por la montaña,  específicamente por Tlapa de Comonfort, señaló que pudo supervisar el exitoso avance del programa pues se han multiplicado los cultivos  de  col, frijol, chiles, cilantro, lechuga, jitomate y  acelgas, así como las granjas de codornices y gallinas ponedoras.

Explicó que las familias incorporadas al programa se ubican en Chilpancingo, Acapulco, Iguala, Taxco, Zihuatanejo, Tlapa, Ometepec, Zumpango, Teloloapan y Ciudad Altamirano, quienes ya tienen una alternativa no únicamente para cubrir su autoconsumo, sino para contar con un ingreso adicional para fortalecer su economía.

La titular de Sedesol explicó que el Programa Urbano Contra la Pobreza Alimentaria, tiene como objetivo desarrollar las capacidades alimentarias de las familias con la implementación de huertos y granjas urbanas, aprovechando los espacios de los hogares de alta vulnerabilidad social.