CHILPANCINGO, Gro., 1 de septiembre de 2014.- La diputada Julieta Fernández Márquez, presidenta de la Comisión de Desarrollo Social del Congreso local, informó que mil 691 familias de 28 comunidades de Acapulco y Atoyac, han sido beneficiadas por acciones del Programa Mejoramiento de Vivienda Rural del gobierno federal.

Según un comunicado del Congreso local, lo anterior, es resultado de gestiones realizadas por Fernández Márquez ante la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y el Fideicomiso Nacional de Habitaciones Populares (FONHAPO).

Durante un recorrido que realizó la diputada local, con el director general del FONHAPO, Ángel Islava Tamayo, hicieron entrega simbólica de recámaras adicionales ya concluidas en las comunidades La Arena y Metlapil. Allí, la legisladora dijo que es un apoyo a las familias de Acapulco, que por falta de recursos les resultaba imposible ampliar sus hogares para evitar el hacinamiento y mejorar la convivencia familiar.

Julieta Fernández detalló que SEDATU entrega el material, pero muchas veces los beneficiarios no construyen por falta de dinero, “para evitar que el material tuviera otro fin organizamos a la gente para que en seis días construyeran, aportando dos peones, acarreo, agua y cimbra, y asociaciones civiles otorgan cuatro mil pesos para pago de mano de obra especializa”.

Por su parte, Ángel Islava Tamayo, director general del FONHAPO, dijo que el compromiso del presidente Enrique Peña Nieto es estar cercano a la gente, de llevar a los zonas de alta marginación los programas sociales que benefician y cambian vidas, principalmente en la Montaña de Guerrero. “Con esta vivienda digna, ahora 1600 familias de la zona rural de Acapulco y Atoyac pueden resguardarse de la lluvia”.

Finalmente, Martha Rentería Pineda, ama de casa beneficiada, dijo “para nosotros es muy difícil construir, porque lo poco que tenemos es para la alimentación y vestido de nuestros hijos, esto que nos entregaron es muy valioso, esta “casita” ya es una herencia para ellos”.