Acapulco, Gro., 15 de julio de 2014.- La secretaria de Desarrollo Social (Sedesol), Beatriz Mojica Morga, se reunió con integrantes de la Fundación Trisomía Veintiuno Down Acapulco, con quienes  acordó implementar acciones que permitan  mejorar la calidad de vida  de niños y jóvenes guerrerenses con Síndrome de Down.

Mojica Morga expuso que el tema de niños y jóvenes con Síndrome de Down debe atenderse de manera integral,  y crear un modelo piloto que les permita ser productivos  y autosuficientes, así como implementar acciones diversas, como talleres de capacitación y actividades artísticas y culturales.

Además, consideró importante ‎impulsar la creación de una casa tipo en la que  niños y jóvenes con Síndrome de Down aprendan actividades cotidianas, a la vez que sus familias cuenten con espacios para reunirse, y trabajar unidos para mejorar la calidad de vida de sus hijos.

Por su parte, el presidente de esta fundación, Horacio Aguilar, indicó que en el país existe un registro de 150 mil personas con Síndrome de Down, de las cuales 4 mil 300 están en Guerrero y mil 100 en Acapulco,  pero no hay escuelas especiales, por lo que en la mayoría de los casos, los niños y jóvenes están en sus casas sin ninguna expectativa de integración.

Explicó que muchos de los niños con Síndrome de Down  no tienen los cuidados necesarios,  y que en el Teletón no los reciben a menos que tengan alguna  discapacidad, lo que resulta muy costosa su educación, pues “muchas veces es motivo de conflicto en la familia y en muy pocos casos se fortalece”.

Indicó que anteriormente les ofrecían sesiones de equinoterapia a menos de la mitad del precio base, pero se suspendieron y que en Acapulco, a pesar de ser playa no hay  delfinoterapia, aún cuando  está documentado que trae grandes beneficios para conexiones neuronales, cerebrales, “muchas familias han  tenido que ir a Ixtapa Zihuatanejo a recibir sus terapias, lo que en la mayoría de los casos es muy complicado¨.

Por ello, manifestó que es necesario buscar mecanismos que les ofrezcan educación y salud de manera adecuada -con especialistas-, y que les impartan actividades artísticas, baile, pintura, danza regional, porque  en Guerrero no hay ningún centro para atender a niños con Síndrome de Down.