CHILAPA, Gro., 21 de junio de 2014.- La secretaria de la Mujer, Rosario Herrera Ascencio, inauguró la Casa de Salud  de la Mujer Indígena (CAMI) en el municipio de Chilapa con el fin de contribuir a disminuir las muertes maternas en Guerrero.

El inmueble contará con parteras y promotoras bilingües capacitadas para brindar atención a las mujeres, antes y después al parto.

La titular de la Semujer dijo que la CAMI lleva por nombre Zihuachikahuac  que significa en náhuatl Mujer sana, fuerte y valiente, “porque ése es el objetivo de esta Casa atender a las embarazadas para sensibilizarlas, orientarlas y canalizarlas a los servicios de salud correspondientes”.

Las mujeres indígenas que sean usuarias recibirán alojamiento antes y después de dar a luz,  y acompañamiento para el control prenatal; en esta Casa se dará también el servicio de asesoría jurídica a las mujeres que vivan situaciones de violencia, orientándolas y canalizándolas a las dependencias impartidoras de justicia.

Herrera Ascencio mencionó que la meta es ampliar este tipo de servicio y llevar a las comunidades indígenas vulnerables, a las parteras y promotoras comunitarias que se estén capacitando,  todo esto para ayudar a disminuir los números de muerte materna en nuestro estado.

La funcionaria felicitó a la Organización Zihuame Xotlameczin, colaboradora en esta CAMI, por su trabajo a favor de las mujeres indígenas, y se comprometió a firmar un convenio para apoyarlas y estar pendientes a través de los servicios jurídicos de la Semujer, en los casos de violencia para que sean atendidas.