CHILPANCINGO, Gro., 16 de febrero de 2015.- La Procuraduría General de la República (PGR) incautó a la familia Hughes cuatro embarcaciones, dos yates y dos lanchas rápidas, a tan solo unos días de que siete de sus integrantes fueron aprehendidos por efectivos la Policía Federal, por su presunta participación en un fraude por 287 millones 12 mil 594 pesos a diversas instancias del gobierno estatal y federal.

 

Según lo publicado por El Sur, los Hughes tenían ancladas las embarcaciones en la marina privada Santa Lucía, cerca del Club de Yates de Acapulco y el monto total de éstas asciende a 3 millones 60 mil dólares, unos 46 millones 359 mil pesos.

 

Se trata de los yates El Delfín y Varepa, cuyas dimensiones alcanzan los 65 pies de eslora (unos 20 metros de superficie), y dos lanchas rápidas cuyos nombres no fueron proporcionados.

 

El yate Delfín tiene un valor en el mercado de un millón 670 mil dólares; Varepa cuesta un millón de dólares, y el costo de las lanchas rápidas es de 45 mil dólares cada una.

 

Fuentes que colaboran en el Club de Yates Acapulco explicaron a El Sur que el costo por atraque y estancia para cada embarcación en una marina mexicana asciende a unos 89 mil dólares por año, casi un millón y medio de pesos, e incluye la renta del espacio cuyo monto se establece de acuerdo con el tamaño del barco, aunque se requiere conocer “la movilidad en navegación” para establecer el costo, pues “con el desplazamiento del agua hay remoción de sedimentos y hay trabajos de dragado en algunas ocasiones”.

 

Lee más aquí: http://suracapulco.mx/archivos/253131