TAXCO, Gro., 4 de agosto de 2014.- El diputado Marcos Efrén Parra Gómez advirtió que las promesas de bajar el precio de la gasolina, el gas y la luz fueron exitosas para el PRI y su candidato, pero ahora viene el cobro de la factura.

Señaló que los beneficios de la Reforma Energética no se reflejarán inmediatamente, ya que es muy probable que los resultados se empiecen a ver hasta la próxima administración federal.

Reiteró que la promesa de la campaña de Enrique Peña Nieto de bajar el costo de los combustibles fue una oferta irresponsable, misma que se pagará en las urnas del 2015, según lo publicado por Notimundo.

Señaló que durante todo el año pasado, “el gobierno federal nos engañó con un supuesto crecimiento de la economía, cuando actualmente se reconoce que el país se encontraba sumido en una grave recesión”.

Para este año, abundó, hablaron de un crecimiento de 2.9 de la economía y a los siguientes meses, tuvieron que salir a rectificar con un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) con casi un punto menos de diferencia.

Marcos Parra señaló que son éstos y otros temas, los que el elector sabrá diferenciar en el proceso electoral del 2015; como también reflexionar sobre los resultados del programa “sin hambre”, sobre todo cuando “vemos claros signos de aumento de la pobreza, familias desplazadas por la inseguridad y la participación de nuestro país entre los cuatro principales expulsores de niños migrantes a la Unión Americana”.