MADRID, España, 17 de junio de 2015.- La infanta Cristina vendió su finca de BArcelona en 6.9 millones de euros (7.1 millones de dólares), luego que el juez de instrucción de Palma de Mallorca, José Castro, levantara el embargo y permitiera la venta. El dinero servirá como garantía de los pagos o sanciones que podrían derivar de los cargos en los tribunales.

Cristina, la segunda hija de los reyes eméritos de España, Juan Carlos y Sofía, está acusada de delitos fiscales. Urdangarin, su esposo, es el principal acusado de presunto desvío de fondos públicos, entre otros cargos, citó CNN Expansión.

La pareja reside desde hace unos años en Ginebra, Suiza, y ambos esperan la fecha de inicio del juicio, en el que además están acusados el exsocio de Urdangarin, Diego Torres, y exfuncionarios del gobierno local de Islas Baleares.

Cristina fue despojada la semana pasada por el rey Felipe VI del título nobiliario de duquesa de Palma, que le concedió su padre el rey Juan Carlos.

Sigue la nota aquí