CHILPANCINGO, Gro., 29 de enero de 2016.- Policías ministeriales incapacitados demandaron a  la Fiscalía General del Estado (FGE) agilizar los trámites de su seguro y retiro así como la atención médica pertinente.

Esta mañana, unos 50 agentes de la ahora Policía Ministerial de la Fiscalía General del Estado (FGE),  arribaron a las instalaciones de esta cooperación en Chilpancingo para denunciar que 203 agentes ministeriales inactivos por discapacidad no han recibido atención médica, porque sus expedientes se encuentran retenidos en el área jurídica de la FGE.

Denunciaron también que la FGE no ha empezado con el trámite de retiro a agentes que poseen más de 30 años de servicio, sino al contrario, les han impuesto una averiguación previa “por daño a la sociedad”.

 Los inconformes acusaron al fiscal Xavier Olea Peláez de intentar reincorporar a varios agentes, pese a que su condición de salud no es apta.

Jesús Garibo Hernández, policía con 31 años de servicio, dio a conocer que a pesar de haber recibido ocho impactos de bala,  durante horas de servicio, la FGE sólo pretende darle 650 mil pesos por lesiones, a pesar de que el seguro establece una cantidad de un millón 100 mil pesos.

Los ministeriales llamaron al gobernador Héctor Astudillo Flores a que les conceda una audiencia pública y demandaron la destitución de Xavier Olea Peláez acusándolo de “tener problemas de alcoholismo”.