CHILPANCINGO, Gro., 8 de mayo de 2015.- La coordinadora de la Policía Comunitaria de Olinalá, Nestora Salgado García, presa en una cárcel federal de Tepic, Nayarit, comenzó una huelga de hambre este martes para demandar que su caso sea resuelto, porque cumplirá dos años encarcelada y el proceso no avanza.

 

Según lo publicado en El Sur, el esposo de Nestora Salgado, José Luis Ávila Báez, informó que enviarán un reporte a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para denunciar que las medidas cautelares que emitió el 28 de enero a favor de Nestora Salgado no se han cumplido.

Nestora Salgado dijo que está dispuesta a morir para exigir que el proceso jurídico que se le sigue avance, señaló que el hecho de que su caso esté detenido es una violación a los derechos humanos.

 

Lee más aquí: http://suracapulco.mx/archivos/272090