MÉXICO, DF, 1 de enero de 2015.- Un total de nueve presos políticos recluidos en penales de la Ciudad de México y de Puebla, iniciaron desde este jueves en punto de las 8 de la mañana una “huelga de hambre indefinida” con dos objetivos específicos: hacer visibles sus encarcelamientos a los que definieron como “ilegales e injustos”, y su solidaridad con los familiares de los padres de los 42 estudiantes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa.

 

Familiares de estos presos políticos en compañía de integrantes de distintas organizaciones sociales, que se encuentran en un plantón ubicado afuera de la Procuraduría General de la República, informaron  además sobre su ayuno iniciado este mismo jueves en punto de las 8 de la mañana, mismo que concluirá a las 8 de la noche.

 

A lo largo de esta conferencia de prensa, distintos presos políticos se comunicaron a través de llamadas telefónicas –mismas que se hicieron públicas a través de altavoces– y en éstas, además de solidarizarse con los familiares de 42 jóvenes desaparecidos de la Normal Isidro Burgos, expusieron sus casos, de los cuales, aseguraron, están llenos de imprecisiones y de ilegalidades.

 

También hubo la declaración de personas que siguen sus procesos judiciales en libertad, tal es el caso de Gabriela Hernández Arreola, de 47 años, expuso que las autoridades judiciales del DF la consideran una persona de “peligrosidad social”.

 

Tras participar en la marcha del 10 de junio de 2013 expuso que fue detenida, sin embargo la liberaron bajo reservas de ley.

 

Posteriormente acudió a las marchas del 1 de septiembre y 2 de octubre de ese mismo año, y fue el 29 de octubre cuando la detuvieron las autoridades y la tuvieron seis meses encarcelada en la cárcel de Santa Martha Acatitla.

 

Actualmente sigue su proceso en libertad y se encuentra amparada. “Se me acusa de ultrajes a la autoridad.

 

Dicen que dos policías que mientras yo estaba pidiendo información en el bunker, les menté la madre y les arrojé piedras, palos, botellas 40 minutos.

 

Los policías mienten porque yo sólo estaba pidiendo información (…) el día 29 de octubre soy detenida, fui llevada a Santa Martha”, expresó. Hasta las 11 de la mañana de este jueves, los presos políticos que iniciaron esta huelga de hambre en cárceles de Ciudad de México y Puebla, fueron: Reclusorio Norte: Brayan Reyes Rodríguez y Fernando Bárcenas Reclusorio Sur: Alejandro Montaño y Luis Sotelo.

 

De acuerdo a lo expuesto en esta conferencia de prensa, a lo largo de este día se sumarán más presos políticos de distintas partes del país a esta huelga de hambre nacional, entre los que también se destacan a integrantes de autodefensas de Michoacán encarcelados recientemente.