CHILAPA, Gro., 5 de agosto de 2014.- Los transportistas de Ayahualulco mantienen un paro laboral, tras el ‘levantón’ de cuatro compañeros a manos de un grupo armado.

La mañana del lunes 28 de julio, un grupo delictivo “levantó” a Alejandro Moreno, Roberto Vázquez Vázquez, Edilberto Vázquez Martínez y Rigoberto Zayuca Ramírez, transportistas de urvans de la ruta Chilapa-Ayahualulco.

Desde entonces, los transportistas de dicha ruta emprendieron un paro laboral, mientras que los pobladores de Ayahualulco organizaron retenes para impedir el ingreso de criminales a la comunidad de indígenas artesanos.

El comisario de Ayahualulco, Eufemio Barrios Rodríguez, lamentó que la falta de seguridad en las comunidades llevó a la desaparición de cuatro transportistas.

Informó que los familiares de los cuatro desaparecidos presentaron una denuncia de hechos ante la síndico, Flavia García García, pero no procedió por razones que desconoce.

Por la falta de apoyo, familiares y autoridades del pueblo acudieron a otras instancias, pero no obtuvieron ninguna respuesta.

Ante esta situación, los transportistas optaron por parar labores de manera permanente, hasta que las autoridades garanticen su seguridad.

Actualmente no existe transporte público en la localidad; el recorrido a pie desde el poblado hasta la comunidad de Tlaxinga es de media hora y hasta la carretera federal es de una hora.

El comisario explicó que derivado de la situación y para garantizar la seguridad a los casi cinco mil habitantes del pueblo, tanto los transportistas como habitantes de Ayahualulco colocan un retén de vigilancia desde las 10 de la noche hasta las cinco de la mañana.

En el punto de revisión, verifican que no ingresen desconocidos que puedan atentar en contra de la población.