MÉXICO, DF, 21 de noviembre de 2014.- El impacto del internet, las medidas cautelares a los partidos y la eliminación del concepto de difamación, serán algunos de los retos que enfrentará el Instituto Nacional Electoral (INE) durante las elecciones de 2015.

El consejero electoral Roberto Ruiz mencionó que ahora el Procedimiento Especial Sancionador será responsabilidad de una sala del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

El INE se queda únicamente con la atribución de investigar, pero será el Tribunal quien decida sobre las quejas y en ocasiones hay disensos de opinión.

El Tribunal será el responsable, por ejemplo, de decidir si un spot en radio o televisión se bajará si así lo solicitan los partidos que se sientan afectados.

Un partido puede solicitar medidas cautelares si se siente agraviado, no obstante la reforma quitó de la legislación la hipótesis de campaña negra.

“Es un tema de libertad de expresión o difamación, lo resolverá el tribunal pero la reforma ya no considera la difamación”, expuso.

El consejero electoral consideró que en cuanto a libertad de expresión, esta reforma es liberal y de más apertura, porque lo que sancionará será la calumnia.

“No se puede hacer un juicio a priori, pero si alguien señala en campaña que el candidato hizo un mal gobierno o incumplió, ya no se considera una difamación, a menos que haya una atribución falsa de delitos”, explicó.

El consejero dijo que otro de los retos, por la diferencia de opinión que se tiene, es el impacto del internet en el proceso electoral.

Refirió que el Tribunal Electoral considera al internet un medio pasivo y por tanto, que no puede causar afectación.

“Yo no le veo nada de pasivo a Twitter, al Facebook, a Youtube o los medios electrónicos alternativos”, opinó el consejero.

Dijo que mientras un spot de un candidato en campaña focalizado puede llegar a 100 mil personas, en Youtube puede alcanzar a un millón de personas.

Atender esta nueva realidad, dijo, será un reto para la autoridad electoral porque debe atender al derecho sin lesionar los derechos.

Citó como ejemplo que si hay una medida cautelar para radio y televisión, debe haberla también para un spot en Youtube o medios alternativos.

La reforma, dijo, podría abrir debates más ríspidos y se debe atender la particularidad para no afectar la libertad ni la integridad.

“Decir que alguien es muy mal gobernante no tendría problema, es lo que permite la reforma, pero debemos ser cuidadosos”, sugirió el consejero.