ACAPULCO, Gro., 31 de agosto de 2015.- En la Universidad de Toronto, un grupo de investigadores lograron cultivar en un laboratorio un tejido cardíaco que trabaja similarmente al velcro para así poder arreglar un corazón dañado.

El tejido que ha desarrollado este equipo de científicos está compuesto de mallas asimétricas de proteínas en 2D que se estructuran en forma de panal y se pegan unas con otras de un modo parecido a como hace el velcro, imitando la manera natural en la que las células y los músculos crecen en el cuerpo, publicó Computer Hoy.

Sigue la nota aquí.