ACAPULCO, Gro., 19 de marzo de 2014.- La Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) ha iniciado un proceso de tipo penal a ex funcionarios públicos municipales de Acapulco por su presunta responsabilidad en el otorgamiento de licencias en zonas inundables de Llano Largo y la zona Diamante.

De acuerdo a información publicada por La Jornada Guerrero, ya está abierta la averiguación previa TAB/CAZ/AA/01/1179/2013 radicada en la agencia del ministerio público de Costa Azul, con la que se podrían abrir nuevos procesos particulares, todos de índole penal.

Hasta ahora sólo se ha presentado a declarar, previo citatorio, la ex alcaldesa Ana María Castilleja y el ex secretario general del ayuntamiento, Francisco Javier Larequi Radilla.

La investigación se ha realizado de manera sigilosa, y está centrada en al menos 30 ex funcionarios que tuvieron cargo de responsabilidad en materia de desarrollo urbano, a quienes se ha tratado de localizar sin encontrar éxito.

El proceso judicial comenzó a finales del año pasado, luego de que el presidente Enrique Peña Nieto aseguró que se sancionaría a los responsables de las construcciones.