MÉXICO, DF, 25 de marzo de 2015.- En la investigación del llamado caso Iguala, la Procuraduría General de la República (PGR) movilizó a 312 servidores públicos y destinó casi 7 millones de pesos para alimentos y hospedaje del personal policiaco, ministerial y pericial, y el equivalente a 16 mil 830 euros para pagar a la Universidad de Innsbruck, de Austria, la realización de análisis genéticos a los restos humanos encontrados en Cocula, que presuntamente correspondían a los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

 

Según lo publicado por La Jornada, la PGR, dependencia que dirigió Jesús Murillo Karam y que ahora encabeza Arely Gómez, envió a la zona de Iguala y Cocula a 140 elementos de la Policía Federal Ministerial para realizar labores de “investigación, protección, resguardo y auxilio en la preservación de la zonas señaladas por la autoridad competente”.

 

Lee más aquí: http://www.jornada.unam.mx/2015/03/25/politica/010n1pol