EDUARDO NERI, Gro., 4 de marzo de 2015.- La Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) advirtió que las movilizaciones se mantendrán hasta echar abajo las reformas energética, financiera, hacendaria, laboral, educativa y de salud impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto y aprobadas por el Legislativo federal.

El magisterio disidente se manifestó en Zumpango, cabecera municipal de Eduardo Neri, para protestar contra las reformas estructurales y exigir justicia por los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos.

Estamos dispuestos a continuar organizados en la lucha, para enfrentar y echar abajo todas las reformas, no nada más las reformas laboral y la educativa”, sentenció al micrófono un representante del magisterio disidente de Zumpango, en el mitin que la CETEG realizó en el zócalo al término de la marcha.

Nadie se queda a salvo con las reformas”, advirtió el docente y puso como ejemplo la reforma energética, cuya aplicación provocó el despido de miles de trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex) a principios de este año.

Otro ejemplo, dijo, son las reformas de salud y laboral: “Los trabajadores ya están siendo atropellados y ni siquiera los burócratas se salvan”, expresó.

El representante del magisterio disidente de Zumpango se proclamó, en especial, contra la reforma educativa, la cual calificó como “lesiva” a los intereses de los docentes y de todos los trabajadores de la educación.

Todo asalariado está en riesgo, la reforma no respeta a nadie, viene arrasando parejo y en la medida de nuestra capacidad organizativa podremos enfrentarla. ¿Dónde queda el derecho laboral?, ¡estamos siendo golpeados!”, recriminó.

Sin embargo, el docente sostuvo que el magisterio de Guerrero está de pie y unificado en la lucha, no de rodillas ante el Estado.

También se proclamó en contra de la represión del Estado contra el magisterio y recriminó el desalojo violento ocurrido el 24 de febrero en Acapulco, en el que un maestro jubilado fue asesinado.

Esta jornada de lucha ya cobró su cuota de sangre y recordamos con respeto, con cariño y con admiración al compañero Claudio Castillo, asesinado a golpes en el Boulevard de Las Naciones. Queremos decirle a Peña Nieto y al gobernador Rogelio Ortega, ese dizque guerrillero, que los trabajadores de la educación no estamos derrotados, que nos golpearon pero nuestra conciencia sigue firme y que nuestro miedo se convirtió en coraje”, expresó el representante magisterial.