CIUDAD DE MÉXICO, 20 de marzo del 2016.- Mientras que para Porfirio Muñoz Ledo –secretario ejecutivo de la Comisión Redactora de la Constitución de la ciudad de México– dicha Carta Magna será “un documento memorable”, pues no sólo contemplará las principales aportaciones que ha hecho la izquierda a lo largo de su historia para atender las demandas sociales, sino también abordará los temas coyunturales más progresistas que plantean los propios capitalinos, para el constitucionalista Diego Valadés Ríos, la próxima Constitución capitalina “va a ser solamente una Ley Reglamentaria”.

Según Muñoz Ledo, desde su particular punto de vista, la primogénita Constitución de la ciudad de México, representa la gran oportunidad de dar un paso más en materia de derechos de los ciudadanos y definir las obligaciones que tienen las autoridades, en un esquema de equilibrio entre las prerrogativas individuales y el bien común, y explicó que se tienen que incluir las bases para que la transparencia y el acceso a la información se consoliden en la capital del país como elementos rectores de su vida democrática.

Sin embargo, para el maestro emérito del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y experto en temas constitucionales, Diego Valadés Ríos, la próxima Constitución capitalina va a ser solamente una ley reglamentaria de lo que dice el nuevo artículo 122 de la Carta Magna federal, ya que determina con mucho detalle la organización política de la ciudad.

La nota aquí.