CHILPANCINGO, Gro., 27 de julio de 2015.- México ganó seis veces la Copa Oro sin que nadie se enterara. Ese torneo no cambia la historia del futbol, sostiene el escritor Juan Villoro tras la victoria de la selección nacional este domingo ante Jamaica.

“Sudar en el tórrido verano de Estados Unidos sirve para descubrir lo que sólo aparece bajo presión.

“Fue novedoso saber que los árbitros nos pueden ayudar y que eso nos humilla. En la semifinal, el árbitro Mark Geiger nos regaló un penalti, desconcertando a una nación acostumbrada al infortunio ante la justicia. Nuestra opinión pública repudió ese triunfo.”

Villoro destacó el surgimiento del “medidor Geiger” en la Copa Oro 2015, que registró algo curioso: “preferimos ser víctimas heroicas a ganar de chiripa”.

Con información de Reforma