ACAPULCO, Gro., 26 de enero 2016.- “No me gusta, creo que Guerrero no merece estar ahí”, fue lo que expresó el gobernador Héctor Astudillo Flores, al preguntarle respecto a que el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal informó que el puerto de Acapulco es la cuarta ciudad más violenta a nivel mundial.

Este estudio dio a conocer que su tasa de homicidio es de 104.73 por cada 100 mil habitantes, lo que coloca al puerto en este sitio, por debajo de Caracas, Venezuela; San Pedro Sula, Honduras; y San Salvador en El Salvador.

“Hay que hacer muchas cosas por Acapulco, para sacudirnos esta circunstancia que no es agradable para nadie y especialmente para el gobernador, ni para ningún guerrerense”, expresó el mandatario.

Durante el Foro de Educación, Ciencia, Tecnología y Cultura, al ser cuestionado si los índices de violencia en el estado han disminuido, Astudillo Flores se limitó a decir que “creo que estamos mejor”.

Asimismo fue cuestionado sobre las declaraciones del fiscal Xavier Olea Peláez, quien afirmó que en muchas ocasiones los delitos no se denuncian, entre estos, la desaparición de mujeres, el gobernador aseguró que si no se estuvieran realizando las acciones que su gobierno implementa para combatir la inseguridad “a lo mejor no estaríamos en el cuarto, estaríamos en el primero”.

En ese sentido, refirió que Guerrero ha atravesado diversos problemas pero que con la “fuerza de nuestra cultura, la fuerza de nuestra educación, tienen que ser los motores para que este estado salga adelante”.

El evento contó con la presencia del secretario de educación, José Luis González de la Vega Otero; el delegado de Educación en Guerrero, Sergio Rodríguez Marmolejo; la secretaria de Cultura, Alicia Margarita Sierra Navarro; así como el rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), Javier Saldaña Almazán y el director de la Filarmónica de Acapulco, Eduardo Álvarez Ortega.