ACAPULCO, Gro., 27 de noviembre de 2014.- El gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, dijo que al parecer hace un año y cuatro meses, se reportó la desaparición de 17 jóvenes del municipio de Cocula, pero no hubo denuncias, fue un hecho que se quedó callado por miedo de los habitantes y que quedo en la absoluta impunidad. Sin embargo, aseguró que el gobierno realizará las investigaciones sobre esta presunta desaparición.

Explicó que no tiene más información sobre estos probables hechos, lo que sí aclaró es que desde este miércoles giró la orden para que la fiscalía investigue esta información.

Comentó que es una responsabilidad del gobierno que encabeza hacer las indagaciones y documentar para esclarecer los posibles hechos en Cocula.

Finalmente, dijo que lamenta que no haya denuncias, no es lógico, pero reconoció que hay temor entre los guerrerenses por la descomposición del tejido social y la penetración de la delincuencia organizada.