CIUDAD DE MÉXICO, 27 de febrero de 2016.- El diputado del Grupo Parlamentario del PRD Alejandro Ojeda Anguiano calificó de lamentable el silencio del presidente Enrique Peña Nieto, porque mientras el vicepresidente de los Estados Unidos, Joseph Biden, aprecia como peligroso el discurso electoral antimigrante, la voz del gobierno mexicano es menos que tibia, publica Quadratín México.

Se informó en un comunicado que indicó que es “necesario que Peña Nieto responda tajantemente y no sólo utilice la figura retórica que construir muros aísla. El congreso, como un elemento más del Estado Mexicano, debiera pronunciarse también al respecto.

“El llamado Muro, que pretende el candidato, es una idea poco realista y demuestra el preocupante nivel de desconocimiento de (Donald) Trump del territorio fronterizo de México con Estados Unidos, es tan absurda y rezagada porque las actuales tecnologías atraviesan fronteras y muros.

“México no puede ni debe permitir ser utilizado como materia de discurso político para ganar votos, ni mucho menos debe ser instrumento de estrategia para que simplonamente venga un candidato con lenguaje florido y barato a denostar con el fin de ganar empatía”, sentenció el diputado.

E hizo un llamado al Ejecutivo federal para hacer gala de la política exterior mexicana conocida como Doctrina Estrada, consagrada en el artículo 89, fracción décima de la Constitución Mexicana, en la que México no interviene en asuntos internos de otros países, pero así también exigimos que no se inmiscuyan en nuestros asuntos, es decir, una reciprocidad real y efectiva.