CHILPANCINGO, Gro., 16 de febrero de 2015.- Muebles y papeles quedaron carbonizados luego de que un grupo de hombres lanzara una bomba molotov a las oficinas del director del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG).
 
De acuerdo a los primeros reportes, un grupo de hombres que viajaban a bordo de cuatro camionetas pick up se detuvo en las instalaciones del SUSPEG para ingresar y posteriormente dejar el artefacto explosivo.
 
Se presume que dicha acción tiene que ver con el hecho de que el secretario general del sindicato no se presentó a una reunión con los trabajadores, quienes a temprana hora marcharon por las principales calles de Chilpancingo.