CHILPANCINGO, Gro., 7 de febrero de 3015.- Era responsabilidad de los gobiernos estatal (de Guerrero) y municipal (de Acapulco) verificar el adecuado funcionamiento de Cremaciones El Pacífico, negocio donde la madrugada de este viernes fueron hallados 60 cadáveres, publica Milenio

Y es que tanto en la Ley General de Salud de la entidad como en el Reglamento para Cementerios acapulqueño, se establece que las autoridades de ambos niveles de gobierno tenían la potestad de sancionar y clausurar el establecimiento si no funcionaba adecuadamente, y ambos gobiernos estaban obligados y facultados para cerrar el lugar si operaba clandestinamente.

Lázaro Mazón, ex secretario de Salud estatal, y Luis Walton, alcalde con licencia de Acapulco y aspirante a la gubernatura en las elecciones de junio próximo, los responsables de aplicar la ley estatal y hacer valer el reglamento municipal.

Mazón trató de deslindarse y responsabilizar a Felipe de Jesús Kuri, subsecretario de Regulación, Control y Fomento Sanitario. “A él le tocaba. Lleva cuatro años en el cargo. Yo prefiero mantenerme alejado de estos temas…”, declaró.

En tanto que los colaboradores de Luis Walton, indicaron que lo del crematorio y los cadáveres se trata de un asunto que le toca a su sustituto, Luis Uruñuela, presidente municipal desde hace semana y media, ya que él ahora “trata asuntos de su candidatura al gobierno estatal” y no esos temas de gobierno.

 

La nota completa en Milenio