CHILPANCINGO, Gro., 3 de junio de 2014.- La Policía Federal detuvo a seis presuntos integrantes de un grupo delictivo, los cuales mantenían privado de su libertad a un empresario en el municipio de Chilpancingo.

Vía comunicado de prensa, la Secretaría de Gobernación (Segob) informó que en seguimiento a la denuncia del secuestro de un empresario de 45 años, ocurrido el pasado 27 de mayo, elementos de la Policía Federal desarrollaron distintas líneas de investigación y trabajo de campo, con el que se pudo determinar la zona de operación de los probables responsables.

Por tal motivo, la tarde de este lunes, se efectuó la detención de Pedro González Barragán de 28 años, originario del poblado el Carrizal, quien reconoció estar involucrado con una banda dedicada al secuestro y que en la actualidad mantenían a una víctima plagiada.

Con la información proporcionada, y con la finalidad de garantizar la integridad física de la víctima, los policías federales implementaron un dispositivo, en una vivienda ubicada en la colonia Lomas del Poniente en el municipio de Chilpancingo.

En esta acción, en la que no se realizó ningún disparo, fue liberada la víctima, a quien se le proporcionó atención médica inmediata, debido a que presentaba la mutilación de un dedo de la mano, efectuada el día domingo.

En este sitio fueron detenidos, Jorge Alejandro García Salas, de 27 años; Conrado Marroquín Gutiérrez, de 29; Sócrates Ríos Alonso, de 29; Noé Ponce Francisco, de 27 años y Leticia de la Cruz Corrales, de 30 años.

El presunto jefe de la banda, de nombre Pedro González Barragán, formaba parte de uno de los grupos criminales desarticulado en fechas recientes por la intervención del Gobierno de la República en el estado de Guerrero, y se presume que este sujeto pretendía vincularse al grupo antagónico en la región.

Cabe señalar que, de las investigaciones preliminares, a este grupo delictivo se le relaciona con el secuestro del diputado Olaguer Hernández Flores, ocurrido el pasado seis de mayo.

Los seis detenidos junto con las armas y el vehículo, fueron remitidos ante el Ministerio Público de la Federación, adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación contra la Delincuencia Organizada, donde se determinará su situación jurídica.