DUBLÍN, Irlanda, 11 de marzo de 2015.- Un vacío legal ha provocado que, este martes, Irlanda legalice “por accidente” toda una bagatela de drogas duras (como el éxtasis, la ketamina y el cristal), ello luego de que el Tribunal de Apelación de la nación europea haya encontrado que la norma que regulaba a este tipo de sustancias no respetaba a la Carta Magna.

Según informa The Independent, la Ley sobre el Mal Uso de Drogas quedó anulada a primera hora de este martes, lo que produjo que el consumo de sustancias estupefacientes quede legalizado durante un mínimo de 24 horas, debido a que la legislación de urgencia que vuelve a prohibir estas sustancias no podría entrar en vigor hasta el próximo jueves (luego de que el Parlamento se reúna el miércoles y, en el mejor de los escenarios, apruebe un nuevo dictamen al vapor).

La norma anulada este martes data de 1977 e involucró en su momento a un hombre acusado de posesión de una sustancia denominada 4-Metiletcatinona (o Spice), misma que se encontraba facturada “a base de hierbas” pero que, en realidad, se trataba ni más ni menos que de una variación del éxtasis. En ese sentido, The Telegraph precisa que el narcótico se añadió a la lista de sustancias controladas en 2011, “un cambio que según el juzgado fue inconstitucional, invalidando por tanto la parte de la ley que controla el uso de drogas duras”.

Trascendió que la Ley sobre el Mal Uso de Drogas será sustituida por un nuevo reglamento, de forma que Irlanda comenzó el martes un proceso legislativo de emergencia en el Parlamento para ilegalizar la posesión a la brevedad antes de que surja un embate legal o que la ciudadanía se apreste a realizar compras ilegales de emergencia.

Bajo tal premisa, el ministro de Sanidad, Leo Varadkar, ha recordado a quienes quieran aprovecharse de este vacío legal que “las drogas resultan perniciosas para la salud, de forma que quien sea sorprendido comercializando cualquier variedad de benzocainas, hará frente a la justicia”. Y es que aunque la disposición contempla igualmente a los hongos alucinógenos, sólo aplica a la posesión de estas sustancias, por lo que la venta o suministro de estupefacientes seguirá siendo castigada y tampoco afectará a drogas de gran consumo como la marihuana, la cocaína o la heroína.

A modo de breviario, la 4-Metilcatinona o Spice es uno de los narcóticos más utilizados en Europa, puesto que al utilizarse como una alternativa para el éxtasis y la cocaína, se caracterizan por producir un cuadro de excitación e intensificación de los sentidos que, en amplias dosis, puede generar dependencia y esquizofrenia, por lo que el gobierno de Irlanda se apresta a vetar su uso nuevamente antes de que culmine el jueves.

Leer más en The Independent y The Telegraph