ACAPULCO, Gro., 27 de noviembre de 2015.- El arzobispo de Acapulco Carlos Garfias Merlos lamentó los hechos que se han suscitado en Tixtla, después de que la tarde de este jueves cuatro integrantes de la policía comunitaria de la localidad Barrio del Fortín en ese municipio fueron asesinados al parecer por civiles armados y afirmó que las autoridades deben dar respuesta a la ciudadanía para que se sepa lo que ocurrió.

“Yo creo que son situaciones que las autoridades tienen que darle seguimiento, tienen que hacer la investigación y tienen que dar respuesta para que la sociedad podamos saber exactamente qué es lo que pasó”, afirmó.

Entrevistado durante la celebración de los 40 años de haber recibido la ordenación sacerdotal y unos días de la elección extraordinaria que se celebrará el 29 de noviembre en dicho municipio Garfias Merlos hizo el llamado a que se haga en un ambiente de paz y de armonía para que los resultados tengan credibilidad y la aceptación de la ciudadanía de Tixtla y solicitó también a las autoridad que pongan de su parte, para que las votaciones se desarrollen de la mejor manera posible.

Carlos Garfias reiteró la importancia de que aquellos grupos que generan la violencia tengan consciencia del grave daño que provocan.

De si son aceptables los resultados del operativo conjunto de seguridad que se ha emprendido en el estado, el arzobispo manifestó que no es a él quien corresponde hacer la evaluación, sino a la sociedad que dijo, expresa que pareciera que no ha habido la eficacia en el mismo.

El representante de la iglesia consideró importante que la sociedad colabore, así como pedir a las autoridades que asuman su responsabilidad para darle seguridad y tranquilidad a la ciudadanía.