MORELIA, Mich., 18 de marzo de 2016.-La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) alerta sobre el repunte de denuncias recibidas por abuso sexual en escuelas, especialmente contra niñas, durante los últimos  tres años.

Ante ello, este Organismo Nacional hace un llamado a las autoridades y sociedad para generar un esquema preventivo, suficientemente sólido para erradicar conductas aberrantes en los centros escolares.

Según un comunicado de prensa, el abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes en planteles educativos no es exclusivo de un nivel escolar y se presenta lo mismo en escuelas públicas que privadas, mediante distintas modalidades que abarcan, entre otras, violación, tocamientos, lenguaje impropio e insinuaciones.

Ante ese incremento exponencial de quejas  –4 en 2006; 10 en 2007;  4 en 2008; 17 en 2009; 14 en 2010; 24 en 2011; 12 en 2012; 51 en 2013, así como 87 entre 2014 y 2015— la CNDH ha emitido 16 recomendaciones específicas en ese mismo periodo y la Recomendación General 21, sobre la prevención, atención y sanción de casos de violencia sexual en contra de las niñas y los niños en centros educativos, la cual fue dirigida a la Secretaría de Educación Pública y a los gobiernos de las entidades federativas del país.

La CNDH ha identificado como patrón en este tipo de conductas la intimidación, o amenaza dado el carácter del profesor que impone su autoridad sobre los alumnos, lo que hace que éstos se encuentren en situación vulnerable y de total desventaja.

Este Organismo Nacional advierte que distintas entidades federativas carecen de lineamientos, instructivos o reglamentos para atender este fenómeno, además de que los profesores y las autoridades de los planteles no cuentan con capacitación, curso o esquema de actuación preventiva.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos advierte sobre la necesidad de actuar de manera preventiva en todos los niveles escolares, mediante programas de vigilancia que permitan actuar en tiempo y forma.