CHILPANCINGO, Gro., 27 de marzo de 2016.- El obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza llamó a feligreses católicos a realizar 50 días de oración para pedir paz en la entidad y rezar por aquellas personas que están en el camino equivocado y promueven la violencia a través de sus actos.

En entrevista, durante una visita que llevó a cabo en el mercado Baltazar Leyva Mancilla, el obispo indicó que hoy domingo donde se recuerda la resurrección de Jesús, también se tiene que pedir por las personas que están haciendo mal, dado que también son hijos de Dios.

Posterior a la vista al mercado, Salvador Rangel  por la tarde llevó a cabo una misa dominical que ofició al aire libre en la explanada del Zócalo frente a la Catedral de La Asunción, donde pidió a los miembros de esta religión que durante esta cincuentena pascual, se pida la paz y la concordia para todo Guerrero, para la diócesis “de todo corazón y si es posible de rodillas, le pidamos a Dios que haya paz en estas benditas tierras”.

Cuando recordaba la resurrección de Jesús, pidió que en Guerrero “exista el respeto a la vida, esa vida que nos trajo Jesús, que el señor a todos nosotros nos dé su paz, los de confianza y sobre todo que recemos porque haya paz, concordia y diálogo”.

Por último, reveló que el llamado a la “cincuentena de oración pascual”, se plasmó en un documento que firmaron los cuatro obispos de Guerrero “convocamos a la construcción de la paz y sobre todo en ese mensaje se nos sugiere algo muy simple que yo les voy a pedir a ustedes que lo hagamos la mayoría trajo su cirio pascual, pues hay una oración de la paz para Guerrero, que la recemos en familia todos los días durante esta cincuentena”.