BERLÍN, Alemania, 11 de diciembre de 2014.- Investigadores de la desaparición y posible asesinato de 43 estudiantes en Iguala, confiscaron decenas de fusiles alemanes que no tenían permiso para llegar a la zona donde se produjo el crimen, publicó este jueves el diario alemán Tageszeitung.

La Jornada retoma la publicación alemana para detallar que un listado de los fiscales incluye 36 fusiles del fabricante Heckler & Koch, investigado desde hace años en Alemania por la supuesta exportación ilegal de fusiles G36 a la policía de estados mexicanos especialmente convulsos.

Según el Tageszeitung, las autoridades mexicanas confiscaron 228 armas a la policía local, incluyendo 97 fusiles. Entre ellos figuraban los G36 de Heckler & Koch. “No sabemos si se usaron esa noche”, dijo un defensor de los derechos humanos al diario.

El gobierno alemán dio permisos de exportación al fabricante desde 2006 con la condición de que no enviara armas a los estados de Chiapas, Chihuahua, Jalisco y Guerrero. Pero en los años siguientes aparecieron indicios de que se violó ese requisito, por lo que el grupo es investigado desde 2010 por la Fiscalía de Stuttgart.

Lee más en La Jornada