CHILPANCINGO, Gro., 2 de marzo de 2015.- La joven Nancy Carolina Ayala Cortez, que se desarrollaba como encargada de una cocina, murió  a causa de un accidente el pasado 27 de febrero; sin embargo su nombre y la imagen de su esquela, han sido presuntamente utilizadas por la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), para denunciar que es una de las maestras violadas por policías federales.

De acuerdo con el testimonio de María del Carmen Cortez del Río,en entrevista para Quadratín Guerrero, la chica nunca se desempeñó como maestra, ni estuvo presente en el enfrentamiento ocurrido el 24 de febrero en Acapulco, ni tuvo contacto alguno con elementos de la Policía Federal (PF).

“Me envían un mensaje diciendo que la esquela que se envió sobre mi hija estaba siendo utilizada por gente de la CETEG y por  una persona identificada como ‘Susy Flores Parra’ diciendo que tu hija fue golpeada por federales en el evento que se suscitó por el aeropuerto. Después subieron otro mensaje que dice que mi hija fue golpeada brutalmente y violada por federales”,  expuso la madre de la fallecida..

Exigió que si es verdad que la CETEG lucha por la ciudad realmente, se presenten ante ella y aclaren esta situación, porque “no tomen las esquelas de jovencitas que fallecieron por otras causas, como maestras golpeadas por federales en la situación que se suscitó cerca del aeropuerto”.

Cortez del Río dijo que fue una gran sorpresa y tristeza que esto haya ocurrido con la esquela de su hija y recurrirá a las autoridades pues están faltando a la memoria de la joven.