MÉXICO, DF, 25 de febrero de 2015.- El gobernador interino de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, dijo que el enfrentamiento de este martes en el puerto de Acapulco es la gota que derramó el vaso, pues su gobierno ha sido absolutamente tolerante.

Según lo publicado por Milenio, el mandatario estatal aseguró que los manifestantes ya rebasaron el límite de tolerancia, “la autoridad debe intervenir y lo hicimos”.

Ortega afirmó que siguen con el llamado al diálogo con la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero y con los estudiantes normalistas que quieran regresar a clases.

El gobernador interino aseguró que hay un grupo de radicales que utiliza a los padres de los normalistas desaparecidos en Iguala como carne de cañón para sus propios fines.

Lee más aquí: http://www.milenio.com/estados/guerrero_cetege_gobernador-ceteg_guerrero_acapulco_protesta-ceteg_normalistas_0_470952960.html