CHILPANCINGO, Gro., 29 de abril de 2015.- El gobernador sustituto de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, informó que mantendrá la “tolerancia extrema” con los movimientos sociales, a pesar de que varias movilizaciones han derivado en actos violentos.

“Lo de la tolerancia extrema, eso es una vocación, yo prefiero que tengamos toda la paciencia, toda la mesura, la prudencia y la tolerancia extrema antes que tomar una decisión que lleve a pérdida de vidas humanas, a tener un saldo de heridos, perseguidos, desaparecidos o líderes sociales encarcelados”, argumentó el mandatario.

Ortega Martínez dijo que prefiere la ruta del “diálogo franco, positivo y abierto”, para lograr acuerdos entre la sociedad y las instituciones.

“Cuando se generan estos climas de crispación extrema es porque se acumuló mucho agravio, se acumularon muchos rezagos y entonces hay que ser comprensivos, hay que ir a buscarlos a donde ellos están para que tendamos los puentes, los instrumentos necesarios para que a través del diálogo y el acuerdo podamos ir en una ruta de construcción del nuevo Guerrero que necesitamos”, dijo sobre las movilizaciones de los normalistas de Ayotzinapa, el magisterio disidente de la CETEG, las policías comunitarias y demás organizaciones que se mantienen en la ruta de las movilizaciones.

Recordó que como gobernador interino se reunió con los estudiantes de Ayotzinapa y con los familiares de los 43 desaparecidos y seis asesinados el 26 de septiembre en Iguala.

“También me he reunido con los líderes de todos los movimientos sociales, hasta los más radicales, con los líderes de todas las policías comunitarias, también con los líderes de la sociedad civil organizada y empresarios”, puntualizó.

Sobre las críticas que recibió por parte de las diferentes fracciones parlamentarias durante su toma de protesta, reconoció que sí hubo falta de atención como gobernador interino hacia el poder Legislativo.

Argumentó que dicha falta de atención fue porque se dedicó “de tiempo completo” a atender las demandas sociales.

Ortega Martínez no descartó cambios en su gabinete: “Cambios… los necesarios. Este es un buen momento para hacer un alto en el camino y evaluar”, expresó.

El mandatario hizo un llamado a los titulares de las secretarías y a todos los servidores públicos de su gobierno, para que se mantengan al margen de las campañas políticas o, en su caso, renuncien a sus puestos para dedicarse al cien por ciento en apoyar a sus candidatos y partidos predilectos.