TUXPAN, Gro., 31 de marzo de 2014.- A casi cuatro meses de que se registrara un enfrentamiento al interior del Centro de Readaptación Social (Cereso) de Tuxpan, donde hubo un saldo de 10 personas muertas, 5 pistoleros, 4 internos y un custodio, elementos de la Policía Estatal permanecen instalados en el filtro de revisión sobre la carretera a pocos metros.

En el retén de seguridad, conformado por cuatro elementos policiacos y una unidad móvil, los uniformados, revisan a todas las personas a pie como a los vehículos y motos que pretenden ingresar al penal, así como al juzgado, ubicado a un costado de la cárcel.

Los elementos solicitan una identificación oficial de cada persona y se registran los nombres en una lista que tiene a la mano uno de los uniformados.

En ese lugar, impiden la entrada a los taxis y al servicio público, donde piden a los pasajeros bajen del vehículo para una revisión, tanto a su persona, como a las cosas que llevan.

Ahí, uno de los uniformados se molestó con su servidora, cuando notó que estaba tomando algunas fotografías, caminado hacia donde me encontraba y con voz enérgica me dijo que le enseñara y borrara las fotos, de lo contrario me quitaría el celular, argumentando que está prohíbo tomarles fotos, “por seguridad no pueden tomarnos fotos y tiene que enseñarme las fotos, porque de lo contrario le quito el celular”.

Al ver mi negativa, el policía del estado, subió de tono de voz y con desesperación empezó a alterarse, hasta que uno de mis compañeros reporteros, trató de tranquilizarlo, diciendo que no salían sus rostros sino el retén, finalmente se tranquilizó y nos dejó continuar con nuestro trabajo.

Cabe mencionar que el viernes 3 de enero del presente año, seis hombres armados burlaron la seguridad y se enfrentaron a custodios del penal dando como resultado un saldo de 10 personas muertas, 5 pistoleros, 4 internos y un custodio.

Por está situación nombraron a Moisés Chopin Meza como director del penal, en sustitución de Juan Pablo Roldán Romero, además de estar constantemente monitoreado y vigilado el penal.