CHILPANCINGO, Gro., 21 de julio de 2015.- Un aproximado de 90 maestros de la fracción de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) que dirige Ramos Reyes Guerrero y padres de los 43 normalistas marcharon por las principales calles de Chilpancingo para manifestarse en contra de la reforma educativa y para exigir la presentación con vida de los estudiantes de Ayotzinapa.

La marcha partió del Ex Ineban, ubicado sobre la avenida Rufo Figueroa, donde se encuentra ubicado el plantón de dicha vertiente.

Tras más de media hora de marcha, arribaron al Congreso, donde intentaron ingresar sin obtener éxito al encontrar todos los accesos cerrados.

Al interior del recinto legislativo se encuentran apenas diez elementos antimotines para resguardar el área.