CHILPANCINGO, Gro., 26 de julio de 2015.- A diez meses de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa en Iguala, familiares y organizaciones sociales marcharon por las calles de Tixtla, donde se encuentra la escuela normal.

 

Su demanda sigue centrada en la exigencia de la presentación con vida de los 43 estudiantes, en el cese de la represión hacia los movimientos sociales, la libertad de presos políticos y la derogación de la reforma educativa.

 

Desde las 11:00 horas iniciaron la caminata, apoyados también por maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), y terminaron con un mitin en la plaza principal de la cabecera de Tixtla.