MONTERREY, NL., 9 de abril de 2016.- El superlíder no tuvo piedad de un Jaguar que llegó moribundo a la Sultana del Norte. Rayados se volvió a mostrar como un equipo explosivo, vertical y contundente, que no se conforma con la cima que ha retenido durante nueve semanas, sino que apunta al título. Con un contundente 6-0 sobre Chiapas, los albiazules amarraron su pase a la Liguilla, publica Mediotiempo.

Las ausencias de Rogelio Funes Mori, Jesús Zavala y Edgar Castillo no interfirieron en el engranaje de la maquinaria albiazul.

Apenas a los tres minutos del partido Dorlan Pabón se llevó a tres rivales en jugada individual para abrir el marcador; a los 12′ un empujón en el área sobre Carlos Sánchez decretó una pena máxima que el mismo Pato se encargó de cobrar de manera excelsa para el 2-0. Pero la Pandilla dejó lo mejor de la fiesta para la segunda parte.

Edwin Cardona puso el 3-0 con un disparo potente y raso de pierna zurda; el cuarto gol de la noche fue un autogol de Zamora, luego de que Pabón desbordara por derecha buscando con una diagonal la llegada de Aldo, pero el propio zaguero de Chiapas terminó por empujar la esférica a su arco.

Más información aquí.