CHILPANCINGO, Gro., 15 de agosto de 2014.- El director general de Recursos Humanos de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), Nicolás Pineda Gutiérrez, informó que hay mil trabajadores con antigüedad suficiente para jubilarse.

En entrevista, puntualizó que actualmente la UAG emplea a 6 mil trabajadores, de los cuales un millar ya cuentan con al menos 30 años de servicio en la institución y tienen la posibilidad de retirarse con jubilación.

El funcionario universitario aclaró que la UAG no pensiona ni jubila directamente a sus trabajadores, por lo cual no existe una partida presupuestal para este efecto.

Recordó que la institución educativa firmó en 1992 un convenio de incorporación de sus trabajadores al régimen del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).
“Desde entonces, el ISSSTE se encarga de pensionar a los trabajadores por jubilación, invalidez o alguna otra causa”, explicó Pineda Gutiérrez.

Indicó que en los últimos 10 años se han retirado cerca de 800 trabajadores de la UAG; algunos hicieron su trámite de jubilación ante el ISSSTE, mientras que otros continúan laborando en otra dependencias.
De los mil trabajadores con antigüedad suficiente para jubilarse, informó que la gran mayoría se mantiene en labores, ya que no existe una edad límite para dejar de trabajar.

Explicó: “En el contrato la universidad le permite al trabajador que él decida cuando se retira. Una vez teniendo los 30 años de ejercicio que requiere la ley del ISSSTE, el trabajador puede seguir en su puesto hasta que él mismo decida retirarse, no existe edad límite para seguir trabajando”.

Sin embargo, la UAG comenzó se incorporó al régimen del ISSSTE en 1992, hace 22 años.

Por este motivo, los trabajadores que tienen una antigüedad superior a los 22 años en la UAGro reciben una compensación por los años extras de servicio que no cotizaron ante el ISSSTE.

El director general de Recursos Humanos indicó que actualmente hay 60 trabajadores jubilados en esta situación, a los que la universidad les paga una compensación equivalente a su último salario base y prestaciones, por cada año de antigüedad que no cotizaron ante el ISSSTE.