COCULA, Gro., 31 de marzo de 2016.- Aproximadamente 500 pescadores pertenecientes al municipio de Cocula manifestaron su rechazo por la operación de la minera Media Luna, la cual comenzó a producir oro, algo que no se había hecho desde hace 20 años cuando llegó primeramente a realizar exploración de minerales.
Roberto Dircio es vecino de la comunidad de Nuevo Balsas perteneciente a ese municipio de la región Norte del estado, mismo que explicó que los gerentes de la minera Media Luna se han negado a resarcir el daño causado al ecosistema en el río, esto desde 2013 que comenzó a desembocar el agua contaminada a la fecha.
“Hay aproximadamente 500 pescadores que mantenían a sus familias de esto, de la pesca, pero llegaron estos de la mina y la tilapia que es lo que se pesca en esta zona desapareció, se han visto muertas a la orilla del río o bien cambian de lugar, se van a otro lado porque la mina suelta químicos que son mortales para estos peces”, aseguró.
Durante un recorrido que llevó a cabo Quadratín Guerrero por lancha, se pudo constatar que el agua que ocupa la minera desemboca en el río Balsas lo que está generando un grave problema al ecosistema de ese lugar en donde habitan patos, garzas y otras especies.
El pescador aseguró que antes tenían una ganancia aproximada de 12 mil a 15 mil pesos por semana, lo cual representaba una pesca de 500 kilos diarios.
Desde hace tres meses a la fecha que comenzó la producción de oro en esa minera, indicaron que sueltan químicos altamente tóxicos para el río y prueba de ello es que ahora únicamente sacan una ganancia a la semana de 800 pesos y 80 kilos a la semana que contrastan en mucho con lo que antes lograban.
“Ellos te bajan la luna y las estrellas, han hecho presas y muros de piedra donde dicen que ahí se queda el agua contaminada que utilizan, que dicho sea de paso también es sustraída del río Balsas pero no es verdad, ellos están haciendo estas presas que están llenas y poco a poco el agua baja para contaminar nuestro río, y eso no contando lo que va a pasar en tiempo de lluvias, donde se van tener sobrecupo y de igual forma se van a venir al río, es algo complicado”, sostuvo.
A orilla del río se apreció varios peces muertos y los pescadores indicaron que era por la contaminación y que por ello estaban pidiendo apoyo del gobierno, para que la minera si quiere seguir operando lo haga con todas las medidas que se requiere para no afectar a los pobladores, ya que de esto se mantienen en su mayoría.