ACAPULCO, Gro., 10 de marzo de 2015.- Después de las descalificaciones que hiciera el diputado local priista, Rubén Figueroa Smutny, al candidato al gobierno del estado de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, el presidente del tricolor en el estado, Cuauhtémoc Salgado Romero, aseguró que no aceptarán presiones de ningún integrante de ese partido político.

 

También lamentó los señalamientos que hace Figueroa Smunty al candidato priísta al gobierno de Guerrero, pero aclaró que esto no significa que exista divisionismo entre la militancia.

 

En tanto, Rubén Figueroa también amenazó con salirse de las filas del PRI y unirse a la campaña del aspirante a la presidencia municipal de Acapulco por el PRD, Evodio Velázquez Aguirre.