CIUDAD DE MÉXICO, 17 de abril de 2016.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó a través de un comunicado que de acuerdo a estudios preliminares, las posibles causas del varamiento de un total de 84 tortugas y un delfín que aparecieron muertas en costas del estado de Jalisco, entre los pasados días 8 y 15 de abril,  pudo deberse a la ingesta de toxinas en algas marinas.

La investigación  estuvo a cargo de manera independiente por el  Centro Interdisciplinario de investigación para el Desarrollo Integral Regional (CIIDIR) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) Unidad Sinaloa, a través de su Laboratorio de Vida Silvestre y Enfermedades Emergentes.

La Delegación Federal de la Profepa en la entidad puso en marcha la Red de Varamientos de Ejemplares Marinos a partir del primer reporte de la aparición de los primeros animales muertos, en las distintas playas de la costa de Nuevo Vallarta.

La nota en Quadratín México.