CHILPANCINGO, Gro., 3 de junio de 2015.- La hija menor de la coordinadora de la Policía Comunitaria de Olinalá, Nestora Salgado García, Grisel, se reunió con ella, tras dos años de no haberla visto, en el hospital del penal de Tepepan de la ciudad de México, según publica El Sur.

 

Saira Rodríguez, hija mayor de Nestora Salgado, indicó que la familia vive cada día en la incertidumbre, “la veo muy mal, hasta la fecha no ha recibido la atención médica apropiada, aún no tenemos acceso a los informes, sigue completamente aislada, de un lugar malo la llevaron a uno peor”.

 

Denunció que las visitas en el hospital de Tepepan son más restringidas en comparación a otras internas, porque sólo puede entrar una persona a la vez durante dos horas al día. Aseguró que las demás prisioneras reciben hasta tres personas a la vez.

 

Lee más, aquí: http://suracapulco.mx/archivos/278625